Usted está en: Inicio / Caleidoscopio / ¿Cómo hacer una exposición de calidad?

2016_04_28_not_konpalabra_exposicion_de_calidad

El Diccionario de la Real Academia Española dice que exponer es: “Presentar algo para que sea visto. Manifestar o dar a conocer algo. Declarar, interpretar, explicar el sentido genuino de una palabra, texto o doctrina que puede tener varios o es difícil de entender”. Es decir que cuando expones,  presentas algo que no se conoce o das luces sobre un asunto de difícil comprensión; por tanto, la claridad en la expresión y el conocimiento del tema son aspectos concluyentes para una buena disertación.

¿Cuál es la estructura de una exposición oral?

Como la mayoría de los textos, la exposición oral tiene Introducción, Desarrollo  y Conclusiones que deben ser cuidadosamente preparadas para captar la atención del público.

La Introducción es la primera impresión que tus oyentes van a hacerse no sólo de ti sino del tema que presentas, por consiguiente debe ser corta, motivadora y precisa. Además, tu actitud debe ser confiada y segura, todo lo que vayas a necesitar debe estar en su lugar y así no darás la impresión de estar improvisando.  Expresiones como: me propongo exponer, el objetivo de este, muchos piensan que, deseo manifestar mi, nos dirigimos a ustedes para, acabo de presenciar un hecho que, sobre el tema de, es un hecho que, quisiera comenzar mi exposición diciendo que, en primer lugar, en primer término, para empezar, pueden serte útiles al momento de arrancar tu exposición.

El Desarrollo es la parte en la que darás a conocer el tema que has preparado, y debe tener un orden lógico; irás de lo general a lo específico y si tienes ayudas audiovisuales, éste será el momento de presentarlas teniendo en cuenta que son ayudas pero no sustituyen tu intervención.  Puedes echar mano de anécdotas, preguntas al auditorio, alguna actividad si lo consideras pertinente; lo importante es no cansar a los oyentes para que el mensaje logre interesarlos. El uso de expresiones como: a continuación, enseguida, en segundo lugar, además, también, hay que añadir que, del mismo modo, igualmente, asimismo, en otras palabras, es decir, te puede ser de utilidad.

La Conclusión es el momento cuando haces una síntesis de lo dicho, ofreces algunas opiniones personales al respecto y ésta, como la introducción y el desarrollo, debe haber sido planeada con cuidado.  Es importante hacer saber al público que se está llegando al final de la conferencia usando expresiones como: en resumen, resumiendo, en síntesis, en pocas palabras, en suma…

La Plenaria o coloquio es el espacio final para responder las preguntas que surjan en el auditorio; resulta importante saber escuchar, responder tan claramente como sea posible a las preguntas, remitir a otras fuentes o ejemplos y hacer hincapié en las conclusiones que presentaste al terminar tu charla.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de una exposición?


En lo personal

Tu presentación personal debe ser impecable; todo el auditorio estará pendiente no sólo de tu exposición sino de tu aspecto, además que es un acto de respeto por tu público.

Llegar con tiempo suficiente para tener listos tus apuntes y los medios tecnológicos que vayas a utilizar

Hablar con un tono de voz agradable, ni muy alto ni muy bajo; expresarte con claridad pero de manera amena, tus oyentes no tienen que sentir que los estás regañando; regular la velocidad del discurso, si hablas muy lento aburres y si lo haces demasiado rápido se pierde el mensaje.

Hacer uso de la expresión oral, gestos, movimiento de manos, de tal manera que te sirva para acentuar lo que dices sin distraer o molestar a quienes te escuchan.

Ensayar cuantas veces sea necesario de manera que puedas ajustar el tiempo, la presentación de material de apoyo y el orden de la exposición. En este paso te darás cuenta si estás recurriendo al uso de muletillas y podrás eliminarlas y usar sinónimos si es el caso.

En lo temático

Elegir el tema y delimitar sus alcances; tú eres el primer oyente y debes tener claro qué quieres comunicar.  Si te saltas este paso, tu conferencia no tendrá coherencia y saltarás de un tema a otro sin que puedas hacer ninguna conclusión.

Recopilar toda la información que puedas, lo que incluye material escrito, visual, gráfico para que tengas una mirada muy amplia sobre el tema.

Clasificar la información de manera que tengas un orden lógico a la hora de exponer; este paso es particularmente importante pues hará que tu conferencia tenga un hilo conductor que tus oyentes puedan seguir.

Elaborar un guion de todo el discurso, no para leerlo, sino para tener a la mano los pasos que ya has definido previamente.

En lo operativo

Asegúrate que los distintos aparatos que vayas a necesitar estén funcionando correctamente, ajusta la altura del micrófono o si es para sujetarse a la ropa mira dónde te lo pones, pregunta si alguien estará encargado de pasar las presentaciones que llevas o si lo harás tú mismo; y en ese caso verifica que conoces cómo opera el sistema.

Revisa qué tan grande es el espacio que tienes para desplazarte, si tienes un atril o mesa dónde dejar tus apuntes, prueba si es mejor combinar momentos de pie y sentado.

Cumplidos estos pasos, sólo te queda disfrutar de contarle a otros aquello que sabes y te interesa.

Para más información puedes dirigirte a los siguientes sitios:

La exposición oral

16 errores comunes al hablar en público

Publicado por Maríae Segura El día 08/29/2016 Enlace permanente Comentarios (0)