« septiembre 2016 | Inicio | noviembre 2016 »

6 posts from octubre 2016

10/25/2016

Uso de las minúsculas

2016_04_28_not_konpalabra_minusculas

Ahora bien, según el DRAE (2014), la minúscula es la letra menor que la mayúscula y por lo general de forma distinta. En la escritura se escriben casi todas las palabras en minúscula por regla gramatical. No obstante, hay palabras que deben escribirse con la letra inicial en mayúscula (nombres propios, inicios de párrafos, después de un punto y seguido, etc.) o todas las letras en mayúscula como en las Siglas.

Según El DRAE (2014) la letra mayúscula tiene mayor tamaño y distinta forma respecto de la minúscula. Por su parte, el Diccionario Panhispánico de Dudas aclara que aunque se puede escribir un texto solamente en mayúsculas, se recomienda utilizarlas a comienzo de palabra de acuerdo con condiciones de escritura sugeridas. Además de esto, se aclara que aunque una letra aparezca en mayúsculas, debe contener tilde si así lo plantea su escritura (Árbol), a menos que se trate de siglas (DANE).

Se suelen cometer algunos errores en la escritura de palabras que van en minúsculas como en los casos que se presentan a continuación:

  1. Los días y los meses se escriben con minúsculas viernes, diciembre.
  2. Nombres propios que designan cosas comunes: freudiano, un donjuán; así como los nombres propios que designan objetos o sistemas zeppelin, braille.
  3. Nombres de marcas que se refiere a un objeto con características similares colbón, icopor.
  4. Nombres comunes que acompañan nombres de lugar río Amazonas, avenida Boyacá.
  5. Los nombres de religiones, de tribus o pueblos, y de lenguas cristianismo, los guambianos, el francés.
  6. Las formas de tratamiento señor, fray, don, hermana, sor.
  7. Las abreviaturas se escriben también con minúsculas etc., núm.
  8. La primera letra de un párrafo o después de un punto, si va después de un número: 15 niños faltaron a clase.

Referencias

  • Paredes, F., Paredes, L., García, S., & Núñez, Z. (2012). El libro del español correcto. Barcelona: Espasa.
  • Real Academia Española, R. (2014). Mayúsculas. Diccionario de la lengua española (23rd ed.). Espasa. Recuperado de la Rae

El punto y coma

2016_04_28_not_konpalabra_punto_coma

“El punto y coma se emplea cuando en el interior de una estructura para la que normalmente se usarían comas se introducen otros elementos que también las usan: en ese caso las primeras se deben transformar en punto y coma” (Millán, 2016, 44).

Ejemplo

  • Vino Juan, subió la fruta, le pagué.
  • Vino Juan por la mañana, apenas había amanecido; subió la fruta: peras, manzanas, uvas y una gran sandía; le pagué, como siempre, al contado.
  • Vino Juan por la mañana, apenas había amanecido, a pesar de que sabe de sobra que me acuesto tardísimo y no me gusta madrugar. Subió la fruta lentamente, golpeando cada escalón con su pierna mala: peras, manzanas, uvas y una gran sandía; pero no tenía -o no quiso traerme- pimientos de su huerta. Le pagué, como siempre, al contado, a pesar de sus protestas de que se lo dejara deber.

El punto y coma también se usa para realizar enumeraciones complejas, en las que se separan los elementos de una oración que incluyen comas.

Ejemplo

Hoy desayuné huevos, pan y cereal; almorcé carne, arroz y jugo; cené café, queso y crema.

Este signo de puntuación también separa oraciones yuxtapuestas, especialmente cuando se han empleado comas.

Ejemplo:

La maestra, preocupada, corría hacia la escuela; sus estudiantes acababan de llegar.

De la misma manera, se escribe punto y coma antes de las conjunciones o locuciones conjuntivas (conectores de orden lógico) como: pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, etc., siempre y cuando la oración anterior sea larga, ya presente comas y se relacione directamente en términos de sentido con la oración siguiente.

Ejemplo:

Su discurso estuvo muy bien construido, fluyó, y fundamentado sobre sólidos principios; pero no consiguió convencer a muchos de los asistentes al debate.

Importante: El uso del punto y coma y de los demás signos de puntuación depende, sobre todas las cosas, del sentido que se le quiera dar al texto, además de la relación semántica entre las oraciones.

S + V + C (Signo de puntuación) S + V + C (Signo de puntuación)


Notas

La gran mayoría de contenido y ejemplos se tomaron en algunos casos de manera literal de los textos: Perdón, imposible: guía para una puntuación más rica y consciente (2015) de José Antonio Millán, y del libro Ortografía de la lengua española. Real Academia Española (2002).

10/24/2016

Citas y citas

2016_04_28_not_konpalabra_citas

Saber citar es muy importante no sólo para respetar los derechos de autor sino porque indica que has hecho una investigación juiciosa sobre el asunto que estás tratando.

Este tema de las citas está planteado en el Manual sobre Normas APA que puedes encontrar en KONPALABRA, del Instituto de Humanidades de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz: Normas APA Sexta Edición, sin embargo, aquí te presentamos algunos aspectos puntuales sobre las citas que puedes hacer en un trabajo académico.

Para iniciar, una Cita es la referencia que se hace, de un documento escrito o audio visual, en un trabajo con el fin de ampliar o reforzar los resultados o las ideas propias planteadas en el texto.

Como ya se dijo, citar adecuadamente no es sólo una forma de reconocer el trabajo de otros, sino la manera de respetar y valorar tu propia investigación.

Las pautas para escribir las citas puedes encontrarlas en la dirección de Konpalabra ya indicada:

Normas APA Sexta Edición

Vamos entonces a repasar las clases de citas y su inclusión en los trabajos académicos:

  • CITA TEXTUAL  reproduce de manera literal lo dicho en la fuente original.  Puede presentarse desde dos miradas: haciendo énfasis en el autor o en el contenido.  Esto quiere decir que dependiendo del propósito de tu texto, vas a querer resaltar más a quien escribió la afirmación o te decides por acentuar el tema en sí mismo.  La importancia de esta distinción es porque una cita no es un añadido, una copia y pegado de alguna frase importante, sino el refuerzo o la verificación  que necesitas para que tu investigación sea más profesional. 

Por ejemplo, si estás escribiendo un artículo sobre la sociedad y has venido planteando la intención de tu trabajo, puedes incluir una cita como la siguiente: “Llamamos sociedad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también a una unión de intereses con igual motivación.” (Max Weber, 1964, p. 33) y sigues desarrollando tu idea sobre el asunto. 

En cambio, si tu interés está en destacar el aporte del autor a la definición de sociedad, la cita quedaría así: Max Weber (1964) señala que  “llamamos sociedad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también a una unión de intereses con igual motivación” (p. 33).

De igual manera si, por alguna razón crees que el año en que se publicó o se dijo la frase es importante, la cita quedará así: en 1964 Max Weber señaló que  “llamamos sociedad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también a una unión de intereses con igual motivación” (p. 33).

¿Te das cuenta de la diferencia en la intención de la misma cita?  Elegir una u otra depende exclusivamente del giro que le vayas a dar a tu artículo.

  • CITA PARAFRASEADA transcribe una opinión ajena pero con tus propias palabras; es importante aclarar que parafrasear NO consiste en cambiar alguna preposición o palabra por un sinónimo; es un trabajo de lectura, comprensión y resumen de las ideas expuestas en la fuente. En esta clase de referencias también se tiene en cuenta si el énfasis está en el autor o en el texto.

Por ejemplo, si estás escribiendo sobre electrones y vas a parafrasear desde el contenido, la cita quedaría así: En ese momento, si algo sucede a un electrón, se transmite inmediatamente al otro porque sus funciones de onda están conectadas por un hilo invisible.  Así, las cosas que no nos afectan pueden tener repercusiones en otros sitios del universo porque hay un entrelazamiento que conecta nuestras funciones de onda en sus confines lejanos (Kaku, 2009). 

Pero si vas a poner el énfasis en el autor, tendrías que escribirla así: En ese momento, si algo sucede a un electrón, se transmite inmediatamente al otro porque sus funciones de onda están conectadas por un hilo invisible. Kaku (2009) refiere que las cosas que no nos afectan pueden tener repercusiones en otros sitios del universo porque hay un entrelazamiento que conecta nuestras funciones de onda en sus confines lejanos.

Tal como en la cita textual, si el año de enunciación o publicación del concepto es importante, lo señalas así: En ese momento, si algo sucede a un electrón, se transmite inmediatamente al otro porque sus funciones de onda están conectadas por un hilo invisible. En 2009, Kaku refirió que las cosas que no nos afectan pueden tener repercusiones en otros sitios del universo porque hay un entrelazamiento que conecta nuestras funciones de onda en sus confines lejanos.

Como ves, aunque la cita sea con tus propias palabras, sí hay una intención al resaltar una de las opciones. 

  • CITA DE CITA es cuando el texto que te interesa ya está citado por otro autor. En este caso al lector le debe quedar claro de dónde proviene tu referencia.  Por ejemplo: “Platón consideraba la escritura como una tecnología externa y ajena, lo mismo que muchas personas hoy en día piensan de la computadora. Puesto que en la actualidad ya hemos interiorizado la escritura de manera tan profunda y hecho de ella una parte tan importante de nosotros mismos […] nos parece difícil considerarla una tecnología, como por lo regular hacemos con la imprenta y la computadora”. (Ong, 1984, p. 84, como se citó en Calsamiglia & Tusón, 2008, p. 16).

Si la cita es parafraseada, también tienes que anotar que no leíste el texto original sino la referencia de otro.   

  • CITAS EN OTRO IDIOMA, si el texto que quieres utilizar como apoyo está en otro idioma, debes traducirlo para citarlo y, al final, en las referencias, lo adjuntas en el idioma original, aclarando que la traducción es de tu autoría. Mira el ejemplo: “Es el extraño, el literalmente otro, al que tengo que negar como tal, para existir como yo mismo: es por el hecho mismo de ser ya que excluyo al otro; el otro es el que me excluye siendo él. Lo que excluye siendo yo” (Sartre, 1943, p. 243). 

Y en las referencias, vas a escribir así: Sartre, J. P. (1943). L’etre et le Neant París: Gallimard, “C’est par le fait meme d’etre moi que j’exclus l’autre: l’autre est ce qui m’exclut en etant soi, ce que j’exclus en etant moi. Traducción mía.

Para que consultes:

10/20/2016

¿Cómo se elabora la Bibliografía de un trabajo académico?

2016_04_28_not_konpalabra_trabajo_academico

Investigar sobre un asunto en particular consiste en construir un corpus de contenido disciplinar que te permitirá respaldar, refutar, asegurar, las tesis que vas a desarrollar en el trabajo.  Se llama Bibliografía, a todas las fuentes que te sirvieron para fundamentar el trabajo pero que no necesariamente están citadas en el texto.  Las Referencias, por su parte, son precisamente aquellas  que nombras a lo largo de tu exposición. Tanto las primeras como éstas últimas son importantes para tus lectores pues demuestran la información que incorporaste a tus saberes para poder exponer tus ideas.  Además, les sirven para consultas posteriores que amplíen el trabajo que iniciaste.

¿Cómo se clasifican las fuentes?

  • Las fuentes primarias son aquellas que contienen la información original como los libros, revistas, documentales…
  • Las fuentes secundarias recopilan la información contenida en las primarias como las bases de datos, catálogos de bibliotecas, buscadores…

¿Dónde buscar las fuentes primarias?

  • Libros, que son las obras científicas, artísticas, literarias o de cualquier otra índole que constituyen una publicación unitaria en uno o varios volúmenes. Los libros pueden estar impresos o en cualquier otro soporte que permita su lectura (como los e-books o libros electrónicos). (Biblioteca Nicolás Salmerón. Universidad de Almería.  En esta clasificación se incluyen las monografías, tesis de grado, manuales, actas de congresos…
  • Publicaciones en serie, en papel o electrónicas que están escritas para publicarse periódicamente en fascículos numerados secuencialmente. Las revistas científicas o generales, los periódicos, hacen parte de estas fuentes.
  • Obras de referencia que son publicaciones con información concreta sobre diversos aspectos del conocimiento. Son documentos de consulta que sirven para resolver dudas puntuales. No están concebidas para su lectura completa sino para consultas rápidas sobre un determinado dato. Los diccionarios, léxicos, glosarios, enciclopedias, atlas…
  • Documentos propios de la Web, que son documentos con características propias como los blogs, que se agrupan por temas como http://scienceblogs.com/, las páginas web para compartir tales como https://www.flickr.com/, https://www.smugmug.com/, las redes sociales como Facebook que si bien no fue concebida para la investigación, en este momento hay asociaciones científicas, universidades y centros de investigación que tienen sitio en esta red.  

¿Cómo acceder a las fuentes secundarias?

  • Bases de datos que consisten en un conjunto de datos almacenados en un soporte electrónico legible por ordenador y organizados de manera lógica para su recuperación posterior. En este enlace podrás tener más información: http://www2.ual.es/ci2bual/donde-buscar/herramientas-de-recuperacion/bases-de-datos/
  • Catálogos, que son una especie de base de datos sobre los libros, revistas, material audiovisual, que ofrece una biblioteca.
  • Repositorios, archivos digitales con la recopilación de trabajos científicos producto de investigaciones hechas por una comunidad universitaria o institucional.
  • Buscadores Web, que como Google, son aplicaciones informáticas que nos permiten acceder a la información solicitada desde múltiples posibilidades de origen.

Como puedes ver, la elaboración de un trabajo académico puede resultar muy productiva si te organizas y acudes a los sitios, físicos o digitales, que te permitirán tener información segura y confiable; también, si a medida que encuentras las fuentes, haces un listado de ellas, te será fácil elaborar la bibliografía o la lista de referencias al final del proceso.

¡Buena suerte con la investigación¡

Material Autoformativo.  Biblioteca Nicolás Salmerón.  Universidad de Almería.  Recuperado de: http://www2.ual.es/ci2bual/que-informacion-necesitas-2/

10/03/2016

El informe

2016_08_26_not_konpalabra_el_informe

En un informe se especifica qué se hizo, para qué, cómo, con qué resultados, por medio de qué, y qué se puede concluir (UNRC, 2014).

El lenguaje a emplear en un informe debe ser claro, preciso, concreto y objetivo. No se deben incluir expresiones como: pienso, en mi opinión, me parece; es preciso cambiar a cláusulas lingüísticas como: se piensa, se analiza, se observa, entre otros.

El informe se emplea para presentaciones en empresas, laboratorios, congresos, jornadas, academias, becas, o clases universitarias.

Estructura del informe

Presentación del trabajo:

Título, autor/es (sí es grupal)-Lugar y fecha.

Introducción:

Breve referencia a puntos centrales contenidos en el proyecto de investigación relacionados con el problema, objetivos, alcance, metodología.

Desarrollo:

Descripción del trabajo realizado que muestre el avance en la investigación, datos relevantes, sistematización de la información obtenida, interpretación de datos en relación con los planteos iniciales, etc. Esta parte funciona a modo de resumen. Se presentan los elementos más relevantes del proyecto, investigación o actividad que trata el informe

Conclusión parcial:

Síntesis personal que una las ideas desarrolladas. Planteo general de acciones, planes u horizontes que el avance de la investigación deja entrever, problemas y posibles soluciones.

Bibliografía utilizada y/o fuente de datos.  

Tipos de informes

Hay diferentes tipos de informes, y estos pueden ser expositivos, interpretativos o demostrativos.

  • El informe expositivo es una secuencia de hechos narrada sin análisis e interpretaciones del autor, debe contener antecedentes que ayuden a comprender lo que se narra, por ejemplo la venta de productos en tiendas comerciales.
  • El informe interpretativo analiza las situaciones para sacar conclusiones y poder dar las recomendaciones oportunas, por ejemplo realizar la evaluación sobre prácticas pedagógicas.
  • El informe demostrativo es el que se plantea después de un estudio, se describen los pasos seguidos, las conclusiones obtenidas, también recibe el nombre de científico o técnico. ( Ruiz, educación.uncomo.com)

Referencias

Dalmagro, M. C. (2009). Cuando de textos científicos se trata…Córdoba: Comunicarte.

Ruiz, L. “Cómo redactar correctamente un informe” en: Educación UNcomo. Recuperado de: http://educacion.uncomo.com/articulo/como-redactar-correctamente-un-informe-20770.html#ixzz46JFlJzrr

Universidad Nacional de Río Cuarto. (2014). El informe de laboratorio. Facultad de Ingeniería. Gabinete de asesoramiento pedagógico. Argentina. Tomado de: http://www.ing.unrc.edu.ar/gapi/archivos/GUIA_INFORME_DE_LABORATORIO.pdf

10/02/2016

¿Y qué es eso del hipertexto?

2016_04_28_not_konpalabra_hipertexto

Probablemente hayas escuchado antes esta palabra pero como suele suceder con algunos conceptos, tienes una vaga noción de lo que significa y definitivamente no tienes idea para qué te puede servir en tu vida profesional y académica.

Pues bien, en términos básicos, un hipertexto es aquel texto que tiene enlaces a otros documentos; el Diccionario de la Real Academia Española lo define como: “Conjunto estructurado de textos, gráficos, etc., unidos entre sí por enlaces y conexiones lógicas”.

El término hipertexto fue acuñado en 1981 por Theodor H. Nelson, pasando a designar, con esa expresión, un tipo de texto electrónico, una escrita no secuencial que, mediante la existencia de una serie de bloques de textos conectados entre sí por nexos (enlaces), permite al usuario establecer una multiplicidad de itinerarios de acceso y ampliar de modo significativo superiores posibilidades de lectura en un monitor interactivo” Ribas. (2006).

 Como ya te habrás dado cuenta es una manera como la informática puede servirte para catalogar, agrupar y asociar información afín. Estas referencias pueden ser de tipo gráfico, de sonido o video, lingüístico, pues lo importante es que de una  u otra manera tejan una red de investigación sobre un tema dado. Vistas así las cosas, seguramente ya te has ido dando cuenta que esta herramienta, no solamente la usas a menudo, sino que puede serte de gran utilidad en tu desempeño profesional pues te permite acceder a los fragmentos de información que necesitas para un trabajo puntual.

El proceso mental que los seres humanos desarrollan y los conocimientos que van acumulando a lo largo de los años, constituyen un gran hipertexto o cuántas veces no te ha sucedido que algo que viste o te dijeron, te remite a un recuerdo, una persona, un libro. Los mapas mentales son, también, ejemplos de hipertextualidad, pues la información no está organizada jerárquicamente sino con base en asociaciones a partir de una palabra o concepto. La tecnología ha hecho posible que esa operación mental se pueda “materializar” en este sistema de acumulación de datos. Simultáneamente con las inmensas posibilidades de acceso al conocimiento que ofrece la web, viene un cambio en la lectura de todo ese material ya que cada lector va a dejar un rastro diferente del texto inicial dependiendo del recorrido que haya hecho al seguir los múltiples enlaces que se le proponen; según lo dicho por Leffa (1999) en Ribas (2006), “no sólo deja de existir una lectura única; el texto único, lineal y secuencial, desdoblándose de la izquierda para la derecha y de cima hacia abajo, página tras página, tampoco existe”.

Las páginas digitales de los periódicos son un ejemplo de hipertexto en la medida que te remiten, mediante enlaces, a otras formas de presentación del mensaje que estás leyendo. Haz la prueba y sigue el enlace del periódico El Espectador http://www.elespectador.com/noticias o cualquier otro de tu preferencia y te vas a dar cuenta cómo puedes llegar no sólo a las noticias de actualidad sino al archivo de fechas pasadas, a blogs asociados a la página y a muchas otras posibilidades de información.   

Mira esta dirección que presenta un hipertexto sobre ciencias naturales y si bien su contenido es elemental, te servirá como otro ejemplo de esta herramienta digital: http://www.biologia.edu.ar/. Finalmente, una tercera muestra de cómo se puede interconectar la información, esta vez en la literatura: http://www.hipertexto.info/documentos/literat.htm

Ribas F., Va. (2006). Espéculo. Revista de Estudios Literarios. Número 34. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de:

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero34/hptxt.html