« octubre 2016 | Inicio | febrero 2017 »

3 posts from noviembre 2016

11/18/2016

El uso de las comillas

2016_04_28_not_konpalabra_comillas

Estos son los usos más recurrentes:

1) El primer uso tiene que ver con la citación textual de fuentes externas que usamos dentro de nuestros escritos para sustentar nuestros puntos de vista sobre un tema. Es decir, cuando escribimos alguna idea, referencia, ejemplo, etc., que es tomada tal cual de otra fuente (otro autor) la presentamos entre comillas “ ”, claro está con la debida referenciación según las normas de citación usadas para el escrito. Esto último es importante para evitar plagio, y, sobre todo, para aclarar al lector, exactamente, de dónde se tomó dicha información.

Ejemplo:

Max Weber (1964) señala que “llamamos sociedad a una relación social cuando y en la medida en que la actitud en la acción social se inspira en una compensación de intereses por motivos racionales (de fines o de valores) o también a una unión de intereses con igual motivación” (p. 33).

Nota: Las comillas deben abrir y cerrar toda la cita para evitar confusión.


2) Otro uso tiene que ver con que en un escrito se usan comillas para separar una palabra o una pequeña frase que dentro del contexto de la oración indica ironía.

Ejemplo:

Su hijo tuvo ese bajo desempeño académico porque era absolutamente “responsable” con las tareas que debía hacer.

En este caso, la palabra encerrada en comillas significa todo lo contrario de lo que esta significa normalmente.


3) Las comillas también se usan cuando en un escrito no se encuentra la palabra exacta para el caso que se quiere dar a entender, y la que se usa es más acertada para presentar lo que quiere decir la oración o el escrito.

Ejemplo:

Es muy importante permanecer siempre serenos. Las abejas, al igual que otros animales, “huelen” nuestro nerviosismo, lo que no favorece su captura.


4) Las comillas se usan dentro de un escrito para hacer énfasis en una palabra que requiere “cuidado” dentro de la oración que se escribe. Es decir, se trata de llamar la atención del lector en esta palabra para poder entender el mensaje que se expone de manera adecuada.

Ejemplo:

En cuanto a los graffitis, ver calles completamente arruinadas por esta clase de “arte” no hace más que destruir el potencial de belleza que ofrece y puede exponer la ciudad.

En este ejemplo se puede ver también el caso #1 presentado en este escrito, puesto que, hay claramente ironía por parte del autor.


Nota 1: Las palabras que no pertenecen al castellano no se escriben entre comillas, se escriben en cursiva. Es decir, las palabras que usamos del inglés, francés, latín, etc. En nuestros escritos se presentan mediante esta regla. Importante, se recomienda usar extranjerismos solo cuando en el castellano no hay una palabra exacta que denote el sentido de mi intensión, por eso recurro a otro idioma que sí la tiene.

Ejemplo:

El gobierno, por más transparente que fue en su modo de realizar el ajuste, no tuvo en cuenta el modus operandi de sus funcionarios durante la campaña.

Nota 2: No se usan comillas para escribir los nombres de artículos, ni capítulos de libros, entre otros; estos se escriben de manera normal y solo con mayúscula en la inicial. Los nombres de los libros, de las obras, de las revistas, etc. tampoco se escriben entre comillas. Estos se escriben siempre en cursiva.

Ejemplo:

El artículo Así va la paz, del libro Colombia tendrá un mejor futuro (2016), es preciso para dialogar sobre el tema del acuerdo en estos tiempos en donde el país se halla absolutamente “unido”.

Referencias

  • Millán, J. (2015). Perdón, imposible: guía para una puntuación más rica y consciente. Barcelona: Editorial Ariel. P- 105-111.
  • Real Academia Española, R. (2014). Mayúsculas. Diccionario de la lengua española (23rd ed.). Espasa. Recuperado de http://dle.rae.es/?w=may%C3%BAsculas

El acta

2016_04_28_not_konpalabra_el_acta

El acta muestra, además de los avances de un grupo de trabajo, las conclusiones a las que se llegaron al final de la reunión, así como las tareas o compromisos para la próxima reunión. La junta o reunión debe tener un propósito específico; para que esto se pueda ver representado en el acta hay que tener en cuenta las partes que tiene.

  1. El encabezado: presenta a manera de título (centrado, en negrita y en mayúsculas) el nombre de la organización donde se está desarrollando la reunión, junto con el logo de la empresa, universidad, o fundación donde se realizó la junta. Esta información puede darse en el papel membretado de la empresa o institución, si ese es el caso, no es recomendable repetir la información.
  2. Número del acta: El acta debe estar numerada para que pueda ser organizada con respecto a las demás actas que se realicen en la empresa.
  3. Introducción: Aunque no se pone el título Introducción, hay que escribir la fecha, hora y lugar donde se realizó la reunión. Además de esto, el nombre de los participantes que asistieron y de los participantes que se encuentran ausentes (Excusan su ausencia...), así como el nombre de la división o grupo que se reúne (Junta de socios; grupo de investigación...).
  4. Orden del día: Se presenta cada uno de los puntos que convocaron la junta, de acuerdo con el orden establecido (de mayor importancia a menor importancia). En este mismo punto se pueden dar a conocer puntos que sean de interés y estén en relación con la reunión.
  5. En el cuerpo del acta se presenta el desarrollo de cada uno de los puntos presentados en el Orden del día, se debe escribir siguiendo el mismo orden, y se puede dividir en apartados para mantener el orden del documento.
  6. Cierre y firmas: Se suele cerrar un acta escribiendo la expresión Siendo las… del día… se da por terminada la reunión con la asistencia de... Luego de este fragmento se ponen las firmas de las personas que asistieron.

En el proceso de la reunión se toma lista de asistencia para saber qué personas asistieron y si se cuenta con Quórum, es decir, el número mínimo de personas necesarias para dar comienzo a la reunión. Esta cifra es entendida como la mitad +1 de las personas que deberían asistir a la reunión; además de las actas de reuniones. El libro Las 500 dudas más frecuentes del español (2013) recomienda utilizar una escritura en tercera persona, haciendo uso de plurales inclusivos (concluímos que), expresiones en tercera persona (el coordinador del proyecto aseguró) o impersonales (se confirmó que).

El libro del español correcto recomienda tener en cuenta solamente la información más importante, por lo que la persona que escriba el acta debe tener claro cuáles son las ideas principales que se presentan en la reunión, así mismo, se debe evitar dar cualquier tipo de opinión personal en el momento de su escritura. Si tomamos parte en la reunión, debemos referirnos a nosotros mismos en tercera persona o en impersonal como hicimos con las demás personas que intervinieron en la reunión.

Referencias

  • Paredes, F., García, S., & Paredes, L. (2013). Las 500 dudas más frecuentes del español. España: Instituto Cervantes.
  • Paredes, F., Paredes, L., García, S., & Núñez, Z. (2012). El libro del español correcto. Barcelona: Espasa.

11/04/2016

La entrevista de trabajo

2016_04_28_not_konpalabra_entrevista

La entrevista de trabajo es la reunión que una persona calificada y designada por la empresa, tiene con quien aspira a un determinado cargo.  La intención es conocer personalmente al candidato/a y determinar si responde al perfil profesional que se está buscando.  Esta sesión se lleva a cabo después de haber leído y estudiado las hojas de vida presentadas.  Ya te vas dando cuenta de la importancia de este paso en la obtención del trabajo al que aspiras.

Antes de la entrevista

  • Recoge información sobre la empresa, su misión, objetivos, presencia en la sociedad, reconocimiento…
  • Lleva una copia de la Hoja de Vida que enviaste y asegúrate de poder responder por cada uno de sus puntos
  • Si te citan por escrito, llama para confirmar tu asistencia y asegúrate de conocer la dirección, la fecha y la hora de la entrevista.
  • Sé puntual, llega con unos cinco minutos de anticipación; esto no sólo es una muestra de respeto sino que te permite tener todos tus papeles en orden y a la mano.
  • Estudia tus puntos fuertes tanto como los débiles; los primeros para resaltarlos y los segundos para presentarlos como posibilidades de crecimiento. Pero nunca mientas ni exageres sobre  tus habilidades o tus inexperiencias.

Cómo vestirse para la entrevista

  • Éste es un punto muy importante, pues es muy difícil corregir una mala primera impresión. Así que sin traicionar tu esencia, procura mostrar el lado amable y profesional que la empresa está buscando.
  • Tanto si eres hombre o mujer, sé discreto/a con tu apariencia; vas a una entrevista de trabajo, no a un baile de fantasía o un paseo de fin de semana. Si sabes que la empresa lo exige, ponte corbata pero si no, una vestimenta informal estará bien.  Si eres una chica, evita las minifaldas extremas,  los escotes pronunciados o las transparencias.  Y por supuesto, tu ropa y calzado deben ser impecables y limpios así como tu cabello, maquillaje y accesorios.  
  • Tu apariencia debe reflejar la imagen profesional que quieres proyectar.

Durante la entrevista

  • Al entrar, saluda de mano al entrevistador y sé amable pero sin parecer atrevido/a.
  • No te sientes hasta que te lo indiquen y entonces, no lo hagas ni en la orilla de la silla ni recostado pues tanto una como otra posición causará mala impresión.
  • Aunque estés nervioso no lo dejes traslucir mordiéndote las uñas, arreglándote el cabello, moviéndote en el asiento, haciendo sonar el bolígrafo sobre la mesa…
  • Por supuesto no debes ni fumar, ni masticar chicle durante la entrevista. Si te ofrecen alguna bebida acepta siempre y cuando no sea alcohol. 
  • No tutees al entrevistador si no te lo indica.
  • Contesta con tranquilidad a las preguntas, diciendo siempre la verdad, evitando las muletillas; no te extiendas demasiado en la respuesta pero tampoco utiliza monosílabos.
  • Si te hicieran una pregunta que consideres es demasiado íntima, puedes responder tranquilamente y sin agresividad que en tu opinión ese asunto es irrelevante para determinar si eres idóneo para el puesto que pretendes.  Estas preguntas valoran tu control emocional.
  • No demuestres una excesiva necesidad del trabajo, tampoco hables mal de tus anteriores trabajos y si preguntas sobre el tema económico, no des la impresión que es tu mayor preocupación.
  • Cuida tu lenguaje: que no parezca demasiado rebuscado pero tampoco coloquial. Recuerda que ni estás hablando con tus amigos en un café ni dictando una conferencia científica.

¡Buena suerte!