Usted está en: Inicio / Caleidoscopio / La entrevista de trabajo

2016_04_28_not_konpalabra_entrevista

La entrevista de trabajo es la reunión que una persona calificada y designada por la empresa, tiene con quien aspira a un determinado cargo.  La intención es conocer personalmente al candidato/a y determinar si responde al perfil profesional que se está buscando.  Esta sesión se lleva a cabo después de haber leído y estudiado las hojas de vida presentadas.  Ya te vas dando cuenta de la importancia de este paso en la obtención del trabajo al que aspiras.

Antes de la entrevista

  • Recoge información sobre la empresa, su misión, objetivos, presencia en la sociedad, reconocimiento…
  • Lleva una copia de la Hoja de Vida que enviaste y asegúrate de poder responder por cada uno de sus puntos
  • Si te citan por escrito, llama para confirmar tu asistencia y asegúrate de conocer la dirección, la fecha y la hora de la entrevista.
  • Sé puntual, llega con unos cinco minutos de anticipación; esto no sólo es una muestra de respeto sino que te permite tener todos tus papeles en orden y a la mano.
  • Estudia tus puntos fuertes tanto como los débiles; los primeros para resaltarlos y los segundos para presentarlos como posibilidades de crecimiento. Pero nunca mientas ni exageres sobre  tus habilidades o tus inexperiencias.

Cómo vestirse para la entrevista

  • Éste es un punto muy importante, pues es muy difícil corregir una mala primera impresión. Así que sin traicionar tu esencia, procura mostrar el lado amable y profesional que la empresa está buscando.
  • Tanto si eres hombre o mujer, sé discreto/a con tu apariencia; vas a una entrevista de trabajo, no a un baile de fantasía o un paseo de fin de semana. Si sabes que la empresa lo exige, ponte corbata pero si no, una vestimenta informal estará bien.  Si eres una chica, evita las minifaldas extremas,  los escotes pronunciados o las transparencias.  Y por supuesto, tu ropa y calzado deben ser impecables y limpios así como tu cabello, maquillaje y accesorios.  
  • Tu apariencia debe reflejar la imagen profesional que quieres proyectar.

Durante la entrevista

  • Al entrar, saluda de mano al entrevistador y sé amable pero sin parecer atrevido/a.
  • No te sientes hasta que te lo indiquen y entonces, no lo hagas ni en la orilla de la silla ni recostado pues tanto una como otra posición causará mala impresión.
  • Aunque estés nervioso no lo dejes traslucir mordiéndote las uñas, arreglándote el cabello, moviéndote en el asiento, haciendo sonar el bolígrafo sobre la mesa…
  • Por supuesto no debes ni fumar, ni masticar chicle durante la entrevista. Si te ofrecen alguna bebida acepta siempre y cuando no sea alcohol. 
  • No tutees al entrevistador si no te lo indica.
  • Contesta con tranquilidad a las preguntas, diciendo siempre la verdad, evitando las muletillas; no te extiendas demasiado en la respuesta pero tampoco utiliza monosílabos.
  • Si te hicieran una pregunta que consideres es demasiado íntima, puedes responder tranquilamente y sin agresividad que en tu opinión ese asunto es irrelevante para determinar si eres idóneo para el puesto que pretendes.  Estas preguntas valoran tu control emocional.
  • No demuestres una excesiva necesidad del trabajo, tampoco hables mal de tus anteriores trabajos y si preguntas sobre el tema económico, no des la impresión que es tu mayor preocupación.
  • Cuida tu lenguaje: que no parezca demasiado rebuscado pero tampoco coloquial. Recuerda que ni estás hablando con tus amigos en un café ni dictando una conferencia científica.

¡Buena suerte!

Publicado por Maríae Segura El día 11/04/2016 Enlace permanente Comentarios (0)